Sabemos que necesitas la mejor información que hay sobre las dietas a base de una nutrición sin ácido. En esta web explicaremos cómo mejorar tu vida y tu nutrición gracias a la reducción de productos con una base de acidez alta y pasaremos a consumir alimentos mejores gracias a dietas desintoxicantes. Tu cuerpo te lo agradecerá.

dieta-alcalina

¿En que consiste la dieta alcalina?

El nivel de Potencial de Hidrógeno (pH) de nuestro cuerpo es trascendental para la formación, incubación y generación de enfermedades que pueden afectar nuestra salud- Si el nivel de pH es demasiado alto, corremos el riesgo de sufrir padecimientos, que de otro modo no se hubiesen instalado en nuestro organismo.

La conclusión de diversos estudios científicos acerca de esta situación, es que, si mantenemos la alcalinidad del pH, es muy difícil que las enfermedades puedan desarrollarse y, por supuesto, dañar el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.  En todo caso, al mantener los niveles alcalinos del pH en sangre, estaríamos contribuyendo a tener una buena salud.

Entonces, tú te preguntarás si será posible nivelar tu pH por medio de la alimentación, a fin modificar tu rutina alimenticia, como medida preventiva y curativa de enfermedades, al conseguir estabilizar y mantener  el pH en sangre a un nivel de 7,4 para obtener reacciones químicas optimas en tu cuerpo, retrasar el envejecimiento celular y además, alcanzar el peso ideal.

Un nivel de pH en orina muy ácido o muy alcalino es perjudicial para el cuerpo humano.  El nivel de pH de nuestro cuerpo se mide de 0 a 14.  De 0 a 7 sería un pH ácido y de 7 a 14 es alcalino.

medidas-de-ph-del-cuerpo

Según estos datos e información hay que actuar en consecuencia. Desde 2014 pasando por 2015 ha habido muchos estudios acerca de como mantener unos niveles correctos.

Pues bien, en este artículo veremos qué es la dieta alcalina, de qué se trata  y por qué se ha convertido en todo un boom a nivel mundial., a pesar de la falta de apoyo por parte de nutricionistas y médicos especialistas ortodoxos, quienes afirman que en seres humanos no se ha podido comprobar la eficiencia de la misma, aunque el uso y costumbre de ella, así lo comprueben.

La dieta alcalina, es un régimen alimenticio que hace hincapié en ingerir mayor cantidad de alimentos alcalinos, como las hortalizas y  la disminución en la ingesta de aquellos elaborados con ingredientes ácidos , como las harinas y los azúcares, pues, permanecer saludables depende de una buena alimentación y la búsqueda del equilibrio en nuestro pH en sangre.

Explicado de forma más sencilla, podemos decir que la dieta alcalina es el método de alimentación basado en ingerir la menor cantidad de alimentos ácidos, sustituyéndolos por vegetales y frutas.

Beneficios de las dieta alcalina

Los beneficios de esta dieta sobre el cuerpo humano,  son principalmente la contribución de esta a la buena salud y la prevención de enfermedades, tales como: reducción de aparición de migraña; prevención inflamaciones y artritis;  nivelación de los niveles de calcio en la sangre; fortalecimiento de los huesos;  tonificación muscular; y mejoramiento del sistema cardiovascular.

que-es-la-dieta-alcalina

Como corolario, podemos afirmar, que a pesar de no ser su objetivo principal, ayuda con la reducción de peso y medidas corporales a mediano plazo, lo cual también redunda en beneficios para la salud.

Una alimentación alcalina previene y cura el cáncer

Se dice que el cáncer es una enfermedad tanto del cuerpo como del alma y que es necesario alimentar el espíritu y encontrar la paz consigo mismo, para tener las fuerzas suficientes que te llevarán a ganar la batalla a este flagelo universal.

Sin embargo,  también es necesario tomar en cuenta, que debemos cuidar el cuerpo y nutrirlo con los alimentos adecuados, que colaboren en la alcalinización del organismo, como medio de   erradicar este mal que aqueja a tantas personas en todo el mundo. Es por ello que se debe reducir el ingesta de ácido(carne sobretodo) y sustituirlo por dietas ricas en otros productos con alto aporte alcalino.

Dieta-alcalina-contra-cancer

El cáncer, como muchas otras enfermedades, surge, se desarrolla y se multiplica en un organismo ácido y poco oxigenado, por ello, el objetivo de la dieta alcalina es consumir alimentos acordes al organismo, a fin de alcalinizarlo y facilitar sus funciones celulares, al eliminar el consumo de alimentos tóxicos y evitar que se generen elementos dañinos dentro de nuestro cuerpo.

Con una alimentación alcalina conseguiremos eliminar los elementos tóxicos en nuestro cuerpo.

Hay células cancerígenas que pueden sobrevivir con un pH de 7,4 sin embargo si llevamos una
alimentación menos ácida y más alcalina conseguiremos un pH de 8,4 con el que las células mueren.

Vamos a ver unos cuantos consejos para mejorar nuestra dieta diaria y para incluir cierto tipo de alimentos en la rutina alimenticia, sin embargo,  no pretendemos ser una consulta médica on line, ni proponemos la dieta alcalina como un remedio milagroso contra el cáncer u otra enfermedad, sino como un modo de vida saludable que eventualmente acompañaría cualquier tratamiento médico, sin  efecto secundario alguno.

Consejos:

  • Elimina la comida procesada, alimentos enlatados, comida chatarra o con conservantes y preservativos químicos adicionados por el fabricante para evitar su deterioro inmediato.
  • Evita las harinas refinadas. En su lugar, puedes consumir harinas integrales, libres de gluten o de cereales como la avena, la cebada o la quinoa.
  • Reduce la ingesta de azúcar refinado e introduce en tu dieta las hojas de stevia, que es una planta con hojas sumamente dulces y no te hará falta el azúcar. También puedes usar miel (en pocas cantidades) y en última instancia azúcar moreno. Aunque es bueno que pruebes tus alimentos sin endulzar, probablemente los disfrutes más.
  • Erradica de tu dieta, el consumo de café, té negro y otras bebidas como refrescos, sodas y alcohol. Es preferible que ingieras infusiones de hierbas, té blanco o té de cereales, limonadas o jugos ligeros.
  • Incluye como desayuno o merienda licuados o batidos de frutas y vegetales.
  • Reduce la ingesta de carnes rojas, pescados y aves. En su lugar puedes incluir granos integrales en tu dieta.
  • Si no puedes prescindir de la leche vacuna, sustitúyela por leche de almendras o soja. Saca de tu dieta los derivados lácteos, puedes consumir queso de soja o tofu, también puedes cambiar la mantequilla por aceite de oliva extra virgen.
  • Consume frutas, legumbres y verduras en grandes cantidades. Prepara ensaladas de diferentes formas y colores. No le agregues aderezos preparados, en su lugar prepáralos tú, zumo de cítricos y especias varias.
  • No quites la piel a los vegetales, las legumbres, las verduras y las frutas. Lo más sano es consumirlos con la cáscara en la medida de lo posible.
  • Por último, hazte amigo del limón (lima en algunos países), es el producto más alcalinizante que existe. Inclúyelo en la mayor cantidad de comidas posible o tómalo como limonadas entre comidas.

Recetas para hacer una dieta alcalinizante

La querer seguir una dieta alcalina, muchas veces nos gana el aburrimiento y con ello el eventual abandono de una dieta saludable y  beneficiosa para nuestra salud. Por ello es necesario que aprendamos cómo combinar las comidas con la tabla de alimentos alcalinos, al realizar recetas, creativas, saludables y atractivas al paladar.

alimentos-acidos-alcalinos

Obviamente no es posible mostrar todas las recetas y combinaciones probables, en un artículo de cuatrocientas palabras, sin embargo vamos a darte las herramientas para que aprendas a preparar algunas recetas de dieta alcalina, tan necesarias para variar la rutina alimenticia  cotidiana.

Consejos saludables:

  • No fumes.
  • No consumas licor.
  • Erradica el café, el té negro y los refrescos de tu alimentación diaria.
  • Evita la leche y sus derivados
  • Toma en cuenta las porciones.
  • Evita la grasa animal.
  • No consumas azúcar.
  • Haz ejercicios

Basándote en estos consejos, podrás preparar las siguientes recetas de comida alcalina:

Ensalada de verduras variadas: usa verduras como zanahoria, patata, coles de Bruselas y espárragos,  aderézala con una mezcla de aceite de oliva y algunas gotas de lima, a la cual le puedes agregar ajo, pimienta,  orégano, laurel, entre otras especias.

Ensalada verde: esta la puedes hacer con espinaca, acelgas, lechuga, repollo, apio, berros y colocarle unas gotas de citrón, sal y pimienta.

Ensalada fresca: lleva pepino, endibias, col y calabacín. Se lleva muy bien con unas cuantas semillas de sésamo  y la puedes aderezar con aceite de almendras y polvo de cayena, con un poco de albahaca.

Ensalada de frutas: puedes mezclar tus frutas preferidas, con un poco de miel y limón.

Grandos: coloca a remojar los granos de tu preferencia,  con una cucharada de bicarbonato, durante una hora antes de llevarlos a la cocina,  ponlos a hervir y   agrégale un guiso de ajo, pimiento y cebolla picado muy pequeño, una pizca de sal y medio chile (si te gusta el picor que éste aporta). Déjalos ablandar y listo.

Cremas: puedes  hacer una gran variedad de cremas, con verduras como la calabaza, patata, zanahoria o champiñones, poniendo a hervir la verdura con una pechuga de pollo, unos trozos de cebolla, cebolleta, ajo, pimientos y apio. una vez que todo ablande, saca la pechuga y resérvala mientras colocas todo lo demás en el procesador de alimentos o la licuadora, con cuidado de no quemarte, procesa hasta que se convierta en crema, colócala en la cazuela de nuevo y  luego pica en cubos la pechuga y agrégala. Listo para comer.

Carne, pollo y pescado: Puedes prepararlos horneados, al vapor, asados o hervidos. La manera de aliñarlos es con las especies de tu preferencia.

Cómo preparar un desayuno alcalino

Romper el ayuno cada mañana, implica preparar tu organismo para las actividades diarias,  razón por la cual debemos proveerlo de alimentos refrescantes, fáciles de digerir, energéticos y sobre todo, alcalinizantes.

Por esa razón, cuando andamos en búsqueda de alimentos de este tipo, debemos leer y documentarnos, para ofrecer a ese templo llamado cuerpo, los nutrientes, vitaminas, minerales, proteínas y carbohidratos adecuados en cada ocasión. No necesitamos dietas con acidez.

desayuno-alcalino

Vamos a concentrarnos en esta oportunidad, en algunos consejos útiles, a la hora de iniciar dietas o un régimen basado en alimentos que componen los desayunos alcalinizantes, su alcance y beneficios.

Conocer el tipo de alimento. Necesitas conocer la lista tanto de alimentos alcanos, como de alimentos ácidos. Investiga acerca del grado de alcalinidad o acidez de los mismos. Con ello,  podrás discriminar cuales consumir y cuáles no. También te servirá como guía para la elaboración de tus menús.

No combines. Trata de no mezclar alimentos dulces con salados, por ejemplo si desayunas una fruta, puede ser una cantidad considerable de ella, un batido o un zumo,  pero sin agregar algo más.

Evita. Frituras, azucares, cafeína y lácteos.

Ingiere. Té blanco,  te de cereal o alguna fruta sin mucha fructosa como la manzana.

Acondiciona tu cuerpo. Esto lo lograrás con una limonada al levantarte, ya que el limón es probablemente el elemento natural más alcalino que existe y al consumirlo una vez te despiertes, neutralizarás inmediatamente los ácidos que tanto daño hacen al organismo.

También puedes preparar una bebida mezclando una cucharada dulcera de bicarbonato de sodio en un vaso de agua, remueves muy bien y lo tomas, si es posible a pequeños sorbos, con ello lograras alcalinizar tu organismo y te sentirás mucho mejor.

Si te das cuenta de que desayunar un zumo o una fruta, no saciará tu hambre, ni te mantendrá satisfecho hasta el almuerzo, entonces puedes optar por comer algo más, pero sólo después de media hora, a partir de  ingesta inicial. Es aconsejable, saber de antemano lo que vas a ingerir cada día de la semana.

Con esto evitarás cualquier tentación de salirte de tu propósito inicial, también es una forma de ahorrar tiempo y llevar una alimentación saludable sin excusas. Veamos unos menús tipo, que te servirán  como guía:

1.- En media taza de leche de almendras, coloca un cuarto de taza de quinoa inflada y agrégale unos trozos de manzana verde. Ese será tu plato de cereal inicial. Luego puedes comer una rodaja depan integral con aguacate, apio y perejil.

2.- A un huevo batido agrégale media taza de espinaca, media taza de acelga y una cucharada de perejil, con esta mezcla prepara una tortilla en una sartén de teflón, sin aceite o con una gota de aceite de oliva (primer prensado).

3.- Prepara un batido con apio, espinaca y unos trozos de melón, justo antes de ingerirlo, agrega unas gotas de cualquier cítrico. Este desayuno te llenará de nutrientes.

4.- Come avena o cebada con leche de almendra, si quieres le puedes agregar un poco de canela para mejorar el sabor.  Una rodaja de pan integral tostado. .

Si quieres bajar de peso, lo más recomendable es no ingerir azúcar y si es imperativo para ti el consumo de algo dulce, tienes las hojas de stevia como sustituto del azúcar, no consumas edulcorantes.

Menú de la dieta alcalina para adelgazar rápido

Hoy en día, la incansable búsqueda de recetas rápidas y efectivas para adelgazar, nos ha hecho perder la perspectiva en cuanto a la realidad y los mitos de dietas “milagrosas” que lo único que consiguen es, en primer lugar, ir en detrimento de nuestra salud y en segundo, llevarnos por un sendero desequilibrado de perder peso y aumentar el doble, debido al tan temido efecto yoyo que produce el privarse intempestivamente de algunos alimentos, saltar las comidas, ayunar prolongadamente y en definitiva, ir en contra de nuestro propio organismo.

Por esta razón, es tan importante conocer el tipo de alimentos que estamos ingiriendo y cuál es su efecto dentro de nuestro cuerpo.

Allí radica la relevancia de saber que los alimentos alcalinos, tienen la propiedad de  mantener  balanceado nuestro pH y que esta circunstancia evita que adquiramos y desarrollemos cierto tipo de enfermedades.

Por lo tanto con la dieta alcalina y tomando en cuenta las características de los alimentos, bajaremos de peso y a la vez, cuidaremos nuestra salud. Veamos el ejemplo de un menú de dieta alcalina para adelgazar, el cual podrás preparar e ir sustituyendo alimentos según la tabla (que puedes conseguir si te suscribes a esta web).

dieta-alcalina-menu

 Menú 2016:

Al despertar, debes tomar un vaso de agua con algunas gotas de citrón o medio vaso de agua con media cucharada de bicarbonato de sodio.

DESAYUNO: Pasada media hora, viene el desayuno y puedes escoger entre:

  1. Una rodaja de pan integral, untado con aceite de oliva. Un té blanco con estevia.
  2. Media taza de cereal integral, con leche de almendra, al cual le puedes agregar cinco pasas.
  3. una banana triturada con canela y un vaso de leche de soja.
  4. un té blanco, una panqueca de avena integral.

ALMUERZO: Para el almuerzo, tienes varias opciones, a saber:

  1. Crema de champiñones, ensalada de espinaca con acelgas. Un filete de salmón al horno.
  2. Sopa de verduras. Pechuga de pollo al vapor con vegetales.
  3. Ensalada de espárragos, coles de Bruselas e hinojo, con aceite de oliva y limón. Pescado al vapor. Té blanco
  4. Una taza de granos con trozos de verdura.

CENA: escoge del menú alguna de las siguientes propuestas:

  1. Tortilla de patatas y cebollas. Té blanco.
  2. Espinaca salteada con espárragos. Filete de pescado blanco asado. Limonada endulzada con estevia.
  3. Arroz salvaje integral. Muslo de pollo al horno.
  4. Pimientos salteados con col rizado, puré de zanahoria y pescado.

A este menú le puedes agregar un par de meriendas, una a media mañana y otra al final de la tarde. Estas pueden ser unas cuantas semillas, o una fruta pequeña de la estación, o un batido de frutas, vegetales o una liga de ambas. No exageres con la cantidad.

Recuerda que este menú es sólo una guía y que puedes introducir todos los alimentos de la lista alcalina, pero siempre vigilando las raciones.

Otro factor a tomar en cuenta es la lista de alimentos prohibidos para que la dieta tenga efectos adelgazantes, además de alcalinizantes. Por lo tanto queda terminantemente prohibido ingerir:

  • Café
  • Licor
  • Refresco
  • Azúcar
  • Grasas
  • Lácteos
  • Embutidos
  • Carnes rojas
  • Harinas refinadas
  • Alimentos en conserva.
  • Margarinas
  • Ketchup
  • Mayonesa

 

 

 

Otras dietas que te pueden interesar