Cómo hacer agua alcalina en casa

Si andas buscando información acerca de cómo hacer agua alcalina en casa, seguramente eres una persona que se ocupa de su salud y te mereces una fuerte felicitación.

El agua alcalina, es básicamente, agua potable ionizada, preferida por quienes buscan una manera natural y efectiva de combatir los efectos de la edad, a través de la eliminación de la carga ácida que por lo general consumimos con ciertos alimentos.

Muchos artículos que se refieren al uso de agua alcalina o agua ionizada, resaltan  como característica principal de ella,  su OPR negativo.

Pero ¿Sabes tú de qué se trata esto? Pues, OPR significa potencial de reducción de oxidación, es decir que la capacidad que tiene este tipo de agua para retardar la descomposición y oxidación.

En especial cuando consume ocho vasos de agua alcalina al día, se potencia la fuerza  el poder antioxidante y el consecuente exterminio de los radicales libres, regeneración de las células y disminución de los signos de vejez.

En todo caso, el agua alcalina contribuye grandemente al equilibrio entre lo ácido y lo alcalino del organismo.

Para nadie es un secreto, la necesidad de mantener hidratado el cuerpo para su correcto funcionamiento y mayor aprovechamiento de los alimentos, así que veamos a continuación, cómo preparar esta maravillosa y saludable bebida natural.

Existen varios métodos para conseguir agua alcalina, sin embargo, no todos se ajustan a nuestros bolsillos, ya que en algunos casos, se recomienda el uso de equipos bastante costosos con los que se obtienen básicamente los mismos resultados.

Veamos entonces, dichos métodos de mayor a menor, es decir desde los más costosos, hasta los realmente económicos o gratuitos:

  • Ionizador y alcalinizador de agua: se trata de un aparato comercializado por diferentes empresas dedicadas a productos para el hogar, el cual promete alcalinizar el agua del grifo, una vez que ésta pasa por los minerales colocados en su filtro y garantiza además, agua libre de contaminación.
  • Otro método, es colocar comprimidos alcalinizantes en el agua de consumo diario. Estas tabletas, en muchos casos, son sumamente costosas y en otros, no se consiguen con facilidad.
  • Existe otro método, que requiere una inversión mínima, pues se trata de alcalinizar el agua, agregándole a cada vaso que nos vayamos a tomar, media cucharadita pequeña, de bicarbonato de sodio. Pruebas científicas han comprobado el pH del agua se eleva unos dos puntos aproximadamente con este método.
  • Tomar agua a temperatura ambiente, con el zumo de medio limón, es una manera sencilla, económica y rápida de alcalinizar tu cuerpo.

  • Hervir el agua antes de consumirla, es una forma muy económica de obtener agua alcalina (si tomas en cuenta que sólo invertirás en el gas doméstico para hacerlo), y luego la puedes poner a enfriar tranquilamente en el refrigerador, para refrescarte e hidratarte, durante todo el día, con la seguridad, de haber elevado el pH de tu agua en un punto aproximadamente.
  • Por último, un método totalmente gratuito, para el cual, sólo necesitarás dos recipientes limpios y no requerirás inversión monetaria alguna, para alcalinizar el agua y es llenar una jarra de agua e ir vertiéndola en el otro desde una altura suficiente para que salgan algunas burbujas cuando caiga. Debes repetir esta operación, al menos ocho veces para que el agua aumente su nivel de alcalinización en unas 5 décimas.

Alcaliniza el agua que consumirá toda tu familia y verás que en un corto período, todos los miembros de la misma, se sentirán llenos de energía y con pocas dolencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *