Alimentos prohibidos en la dieta alcalina

Una de las premisas que debemos tomar en cuenta, cuando comenzamos un régimen alimenticio, bien sea para bajar de peso, lograr equilibrio orgánico o para iniciar un ciclo de vida saludable, se hace necesario crear hábitos y horarios.

En este sentido, la dieta alcalina, no escapa de esta realidad, pues la agitada vida, el estrés del trabajo y los estudios, nos llevan a alimentarnos de la manera equivocada y perder el balance del pH corporal.

Entonces, para obtener éxito con esta sana manera de comer, debemos enfocarnos en los horarios, las rutinas, el ejercicio físico y por supuesto, los alimentos.

Ahora bien, cuando buscamos información acerca de la dieta alcalinizante, nos concentramos en los menús diarios y en cuales ingredientes debemos usar para elaborar nuestros platillos y lograr nuestro objetivo.

Sin embargo, muy pocas veces nos preocupamos en saber, cuales son los alimentos prohibidos en la dieta alcalina y por qué.

Al hacer una dieta alcalinizantes, es evidente que nuestra meta es lograr el equilibrio del pH y neutralizar el efecto negativo de la acidez de nuestro organismo, por lo tanto, no basta sólo con comer alimentos altamente alcalinos, sino evitar los que son acidificantes.

Un riesgo que se corre al consumir alimentos ácidos, es que con ellos estaríamos afectando las funciones elementales de nuestro organismo.

Veamos a continuación, a cuáles riesgos nos enfrentamos, con el excesivo consumo de alimentos ácidos que reducen el pH de nuestro cuerpo:

  • Dificulta la recepción de oxigeno suficiente en las células.
  • Se corre mayor riesgo de desarrollar tumores cancerígenos.
  • Sobrecarga el torrente sanguíneo con sustancias tóxicas.
  • Disminuye la capacidad corporal de absorber los nutrientes.
  • Obstaculiza la comunicación entre las células y los capilares.
  • Se puede desarrollar arterioesclerosis.
  • Facilita la aparición de litiasis
  • Causa la desmineralización y una eventual osteoporosis.
  • Origina el desarrollo de alergias
  • Deprime el sistema inmunológico.
  • Eleva el ácido úrico.

El consumo prolongado de los alimentos acidificantes,  causa tantos trastornos corporales, sin embargo, estamos conscientes de que los estamos comiendo desde que somos niños, debido a la falta de información o conocimientos al respecto.

Existen entonces, alimentos alcalinos, ácidos y neutros; los cuales se clasifican de esta manera, según la cantidad de ciertos minerales que contengan, tales como el fósforo, yodo,  cloro, hierro y azufre, pues son estos elementos los que modifican el pH de nuestro organismo.

Entonces, para lograr el éxito de una dieta alcalina, la mejor decisión es evitar los siguientes alimentos prohibidos:

Alcohol, café, tabaco, mate

Azúcar refinada

Harina procesada

Productos de pastelería

Grasas trans en general

Grasas saturadas de proteína animal

Huevos

Chocolate con leche y azúcar

Productos lácteos, aún sin los descremados.

Refrescos embotellados.

Pimiento

Patatas

Champiñón, setas

Judía negra, garbanzo

Cereales no integrales

Como te puedes dar cuenta, no es tan difícil evitar los alimentos ácidos, para lograr los objetivos de la dieta alcalina, los cuales finalmente son, hacernos unas   personas más saludables y además, como beneficio extra, pero no menos importante, nos ayudará a perder  esos kilos de más que tanto nos molestan.