Dieta para el cáncer

Cuando tomamos la determinación de comenzar un régimen alimenticio, bien sea por estética o salud, debemos tomar en cuenta el estado general de nuestro cuerpo.

Si ya  tenemos una enfermedad tan delicada como el cáncer y nos han recomendado la ingesta de cierto tipo de alimentos, debemos seguir las indicaciones de nuestro médico.

La forma más segura y sana de hacer una dieta  para el cáncer es solicitando la opinión del oncólogo que nos está tratando y aplicando el tratamiento.

oncologo

Bien es cierto que no existe una dieta específica para personas que padecen cáncer, también es verdad que el consumo de determinados alimentos antes y después de las terapias químicas que invaden nuestro cuerpo, son  altamente recomendables y nos ayudarán a  paliar efectos secundarios.

Un paciente diagnosticado con cáncer debe incluir en su dieta, alimentos de todos los grupos alimenticios, balanceando su alimentación dando preponderancia a las frutas y los vegetales que se consumen crudos, en especial aquellos de hojas verdes y cuerpo carnoso, como el brócoli, el coliflor, la espinaca, las acelgas, lechuga y repollos.

dieta-contra-el-cancer

Los granos también constituyen una buena fuente de proteína vegetal, sin tener que consumir el exceso de grasa que nos provee la proteína animal.

Grasas saludables como lo aceites provenientes de semillas o de la oliva, así como la grasa del aguacate, son recomendadas en gran medida por los nutricionistas, quienes también apoyan el consumo de  hidratos de carbono sin refinar, como los cereales y el arroz integral.

Es recomendable también la ingesta de batidos, especialmente como meriendas, elaborados con vegetales verdes, frutas o una combinación de ambos, los cuales proveen a nuestro cuerpo de vitaminas, minerales, y antioxidantes, los cuales   que combaten el cáncer.

batidos-vegetales-contra-cancer

Por otra parte, es recomendable  ingerir pequeñas porciones de carne de res, aves, pescado, el cerdo,  siempre y cuando sean de origen orgánico, preferiblemente criados en granjas, lejos de alimentos procesados para animales.  De ellos obtendremos las proteínas que necesita el organismo para conservar fuerzas y la energía que se necesita en casos de combatir infecciones y regenerar tejidos.

Algunos consejos para seguir un estilo de vida saludable

[no_list]

  • Evita el tabaco.
  • No consumas alcohol
  • Haz ejercicio físico, en la medida de lo posible. La idea no es que te conviertas en un atleta, sino que dejes el sedentarismo.
  • Limita el consumo de leche de vaca y sus derivados. Es preferible que consumas leche de almendras o de soja, te proveerá de proteínas sin grasa
  • Ingiere más vegetales y frutas, que dulces y pan.
  • Evita el azúcar refinado.
  • Incluye más harina y cereales integrales en tu dieta.

[/no_list]