Cómo preparar zumos alcalinizantes

Los zumos, son una manera cómoda y rápida de hidratar, alimentar y por supuesto alcalinizar tu organismo, sin necesidad de invertir mucho tiempo en la cocina.

La razón de esto, es que este tipo de bebidas, se elaboran con alimentos crudos, que favorecen el balance y buen funcionamiento  de tu organismo.

En este sentido, te recomiendo que sigas este artículo, donde te voy a ofrecer en pocos pasos, cómo preparar zumos alcalinizantes, que vayan en beneficio de tu salud.

Estos zumos, se pueden preparar exprimiendo las frutas (las que así lo permitan); remojando sus rodajas en agua durante varias horas; mezclándolas a alta velocidad en la licuadora: o extrayendo todo su jugo y desechando la fibra, en extractor de cocina.

Los zumos alcalinizantes, son un excelente medio para equilibrar el  funcionamiento de tu organismo y combatir la acidez en el mismo.

Además, su ingesta, te proporciona energía y vitalidad, debido a que, cada vaso de zumo está lleno de vitaminas, minerales,  y energía de calidad que te va a acompañará todo el día.

Veamos entonces algunos tipos de zumos, los cuales he podido diferenciar, mediante mi experiencia personal:

Zumos por exprimido. cada mañana, prepara un vaso de agua a temperatura ambiente, al cual le vas a exprimir un limón y lo vas a tomar, justamente al levantarte y una media hora antes de desayunar.

Si deseas añadir algún punto de dulzor, puedes agregar media cucharadita de miel pura de abejas, o en su defecto, puedes colocar en el vaso una hoja de estevia, que puede ser fresca o seca, el punto es que adquiera un sabor agradable para tu paladar.

Si el zumo mañanero de limón, es bueno para tu paladar y papilas, entonces intentarás consumirlo todos los días y por ende, recibirás mayores beneficios.

En el caso de que no te guste la mezcla de limón con agua y miel, entonces, puedes tomar zumo recién exprimido de cualquier fruta cítrica, pues todas ellas poseen altos niveles de ácido cítrico, que es eliminado por el organismo una vez entra en él, dejando sólo los elementos alcalinos de la fruta.

 

Zumos  por remojo. Puedes colocar unas rodajas de pepino en una jarra de vidrio (nunca metal o plástico) con abundante agua, durante toda la noche. Al levantarte, puedes consumir un vaso completo de este producto e incluso, para cambiar un poco el sabor, puedes añadir unas hojas de menta y estevia.

Algunas personas sumergen tallos de apio y arbolitos de brócoli durante toda la mañana y a la hora del almuerzo, consumen el zumo con un poco de pimienta, como una especie de entrada.

Lo más recomendable para tomar estos zumos alcalinos, es hacerlo en las mañana al levantarse, pero si no quieres depender demasiado de los horarios, puedes hacerlo a cualquier hora, lo realmente importante es que mantengas neutralizado el ácido en tu cuerpo.

Zumo por licuado: Este se prepara, como te puedes imaginar, colocando algunos vegetales alcalinizantes en el vaso de la licuadora, con un poco de agua y batiéndolos enérgicamente hasta obtener una mezcla homogénida.

Puedes hacerlos con apio, espinacas, o con la hortaliza de hoja verde que más te apetezca, pero también puedes agregarles media manzana, o una rodaja de piña, o un kiwi, entre otros frutos alcalinos, a fin de potenciar su labor y enriquecer los sabores.

Zumo por extracción: Es un zumo que se obtiene colocando los trozos de frutas o vegetales (o una combinación de ambos) en un procesador de cocina llamado extractor de jugos, que los hay de diferentes marcas.

La principal diferencia entre este y los otro tipos de zumos es que el equipo separa la fibra y por ende, el jugo pasa de manera más expedita al torrente sanguíneo, sin demandar mayor esfuerzo para ser digerido.

Si quieres que tus zumos sean más ligeros, puedes proceder a colarlos una vez batidos, pasándolos por un tamiz de orificios mínimo o por una popelina.

Como consejo adicional, te sugiero que pruebes agregar especias diferentes como hojas de menta, canela, anís o clavitos para los zumos dulces; y pimienta, comino, curri u orégano si los desea de un sabor un poco más exótico.

En cualquiera de los casos, la ingesta de estos jugos, es altamente beneficiosa para el cuerpo humano y te llenara de energía suficiente para todo el día.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *