Cuáles son los pescados alcalinos

Los alimentos alcalinos son aquellos ricos en magnesio, calcio y potasio e incluyen las frutas, legumbres, verduras y frutos secos; los alimentos como las carnes, aves, pescados, granos, y muchos otros se consideran ácidos, lo contrario a alcalino, por lo que es necesario mantener un equilibrio adecuado en el consumo de unos y otros, para brindarle un mayor bienestar a nuestro cuerpo.

Aunque los pescados están en la lista de alimentos que se consideran ácido, estos proveen al cuerpo algunos minerales como selenio, fósfor, yodo y cinc, elementos que ayudan al cuerpo a ser inmune contra  el cáncer (carcinomas) y benefician el sistema circulatorio.

 

Variedades de pescados

Existen muchas variedades de pescados: pescado azul, pescado blanco, túnidos, peces planos, salmónidos, espáridos, pelágicos y demersal, y dentro de ellos hay varios tipos que pueden ayudar a nuestro cuerpo a aumentar su contenido mineral y proteico, así como a consumir vitamina D, omega 3 (ácidos grasos esenciales) y ácidos grasos insaturados que benefician los niveles de colesterol.

 

Resultado de imagen para pescados

 

Los pescados más recomendables

Como ya se explicó, hablando de los niveles alcalinos, el pescado no entra dentro de este grupo, pero excluirlo de la dieta diaria sería un grave error, pues ningún alimento es bueno o es malo en comparación con otro; todo se trata de mantener una alimentación balanceada que contenga también este tipo de proteína en ella.

Ya hemos nombrado las variedades más comunes de pescados y, ahora, vamos a conocer cuáles tipos son los más beneficiosos y saludables para el cuerpo para que los incluyas a una dieta rica en legumbres, vegetales y cereales.

La Trucha

La trucha es uno de los pescados más saludables que puedes comenzar a consumir; es parte de la variedad  de los ‘salmónidos’ y  son comunes de los ríos y lagos de agua fría.

Puedes consumir la trucha al horno, ahumada o la plancha, como se hace en España, pero también pudieras rellenarla de vegetales y cocinarla al vapor.

La trucha aporta grandes cantidades de vitamina B3.

Resultado de imagen para trucha

 

 

El Salmón

El salmón ha de sere uno de los pescados más sabroso, y más costosos, que existan; es un pescado perteneciente a la familia de los salmónidos que aporta muchas proteínas y ácidos grasos naturales al cuerpo.  Es una proteína muy sana que deberías incluir en tu dieta.

El salmón posee beneficios para el cuerpo que ya han sido científicamente probados, tales como: control de la presión arterial, prevención de accidentes cardiovasculares, reducción de inflamaciones producto de diabetes, artritis o enfermedades del corazón y también, gracias a sus altos niveles de selenio, es un antioxidante natural que ayuda a prevenir el cáncer.

Resultado de imagen para salmón

 

Pescado Blanco

El pescado blanco es un pescado con aleta dorsal típico de los océanos y que posee bajo contenido en grasa; de este tipo de pescado; los más conocidos son el bacalao, la merluza, la lubina, el mero  y el lenguado.

Este tipo de pescado aporta vitamina A, calcio, magnesio y vitamina B6.

Este tipo de pescado no falta en la dieta mediterránea y puede optar por prepararlo a la plancha sobre una ensalada, guisado, en rodajas al horno, entero con un relleno, rebozado o en guisos para rellenos de empanadas, tortillas, arepas y revueltos.

Imagen relacionada

 

 

 

Bagre

El bagre es un pescado de agua dulce que debes incluir a tu dieta; este tipo de pescado es una gran fuente de omega 3 y omega 6, aminoácidos y vitamina B12.

Es uno de los pescados con menos contenido de mercurio.

Puedes consumirlo asado u horneados, en lugar de freírlo y agregarle papas fritas o plátanos fritos, lo más recomendable es que lo acompañes con una ligera ensalada y un puré de papas.

Resultado de imagen para bagre beneficios

 

 

El Atún

El atún es un pescado muy delicioso y ligero que se incluye dentro de la categoría de los pescados azules. Es rico en grasas EPA y DHA, omega 3, fósfor, magnesio y selenio, así como vitamina B y vitamina E.

Una forma sencilla de consumir este tipo de pescado, sin que el mismo pierda sus grasas naturales y vitaminas, es colocarlo en una sartén con un poco de sal, aceite de oliva y ajo, cocinarlo unos 4 minutos por cada lado, hasta que selle, y luego meterlo un rato al horno hasta que esté completamente tierno; puedes agregar unas papas horneadas, judías y maíz.

El atún es ideal para las ensaladas, por lo que puedes combinarlos con los vegetales y legumbres de tu elección.

Resultado de imagen para atun

 

Las Sardinas

Las sardinas son pescados dentro del grupo de los pelágicos que brinda muchos beneficios para equilibrar los niveles de  los triglicéridos y el colesterol.

Aporta minerales como hierro, fósforo, potasio, magnesio, cinc y yodo, y vitaminas de los grupos A,B D y E.

Las sardinas no sólo ayudan a al envejecimiento de las células, sino que  también ayuda a prevenir enfermedades cardíacas, aporta vitaminas a las embarazadas y a los bebés recién nacidos y previene enfermedades de la tiroides por su alto contenido en yodo.

Las sardinas horneadas o a la parrilla pueden ser muy deliciosas y saludables.

 

Imagen relacionada

 

Caballa

Caballa o verdel, como también se conoce a este tipo de pescado, es otra opción muy saludable para que incorpores a tu dieta y mantengas el equilibrio entre alimentos ácidos y alcalinos.

Se ubica dentro de la variedad de pescados azules.

Es rico en vitaminas B1, B2, B3, B6 y B12, así como en vitaminas A, D y E y en minerales como potasio, magnesio, fósforo, yodo y hierro, este último en cantidades menores. Contiene alto contenido de sodio, a diferencia de otros pescados.

Una forma sana de consumir este tipo de pescado es hacerlo al vapor con cebolleta, limón y sal; además, el limón es uno de los alimentos más alcalinos que puedes incluir en tu dieta. También puedes prepararla de forma ahumada para que disfrutes de sus intensos sabores.

 

Resultado de imagen para caballa

 

¿Qué te ha parecido esta lista de los pescados más recomendados para incluir en tu dieta? Esperamos haber compartido buenos consejos para tí, aventúrate en el mundo de lo saludable sin tener que dejar de comer, sólo manteniendo porciones adecuadas de los alimentos y combinándolos de forma adecuada en cada preparación.